La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es una forma de dirigir las empresas basado en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente y sobre la sociedad en general (Observatorio RSC).

El grupo de investigación ERGO, en el cual desarrollo mi tesis doctoral, está especializado en el estudio y análisis de la contabilidad cómo práctica social con implicaciones organizativas, políticas y ecológicas. Desarrollando proyectos que se han centrado en la contabilidad empresarial del desarrollo sostenible, la funcionalidad de la contabilidad para la gobernanza y la responsabilidad de las organizaciones y en el empleo de la contabilidad para gestionar el conocimiento de las organizaciones.

Como parte de este grupo he publicado artículos sobre cómo los valores personales de los directivos afectan en la publicación de la información no financiera por parte de las empresas (Enlace al artículo).

También he participado en la publicación de la «Guía de Aplicación de la Ley 11/2018«. Ésta ley establece los mínimos obligatorios de la información que debe incluir el nuevo Estado de Información no Financiera requerido a las empresas.

Guía para la aplicación de la Ley 11/2018 de Información no financiera

Sin embargo, tan importante es la información como su aseguramiento, es decir, la comprobación de que la información publicada no es falsa. Junto a la Asociación Española de Directivos de Responsabilidad Social, los integrantes del grupo ERGO y UVigo, hemos desarrollado la «Guía sobre aseguramiento de información no financiera«, donde exponemos en qué consiste el proceso de aseguramiento de la información requerida por la Ley 11/2018.

Guía sobre el Aseguramiento del Estado de Información No Financiera