En este breve comentario quiero analizar alguna de las cuestiones más destacadas de la imputación de CaixaBank por blanqueo de capitales producido esta semana. Desde la perspectiva que nos interesa (compliance), y de acuerdo a la Comunicación del Consejo General del Poder Judicial, lo hechos por los que la persona jurídica de CaixaBank ha sido imputada por:

[…] indicios de responsabilidad descritos en las 10 sucursales investigadas, por hechos ajenos cometidos por sus empleados y directivos, basados en la responsabilidad in elegendo, in vigilando o in instruendo de los administradores respecto a los hechos cometidos por sus empleados.

Pero, sobre todo, por no haber dado un debido control a su red de sucursales, permitiendo:

[…] operar, obviando la diligencia debida, a nacionales de países asiáticos sospechosos de estar implicados en investigaciones por blanqueo y fraude. Igualmente no procedió a la necesaria comunicación al órgano de prevención (SEPBLAC) para atajar la presunta práctica delictiva.

Esto supone que, de acuerdo a los requisitos para evitar la Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas que vimos anteriormente en el blog, no fue por la no implementación de un sistema de control, sino por aún conociendo los hechos, el sistema no fuera modificado para dar un debido control a los que el CGPJ llama como:

graves fallos del sistema de control para la prevención del blanqueo de capitales, que se habían puesto de manifiesto desde 2013 y que eran conocidos por todo el personal directivo de la entidad CaixaBank, “y en especial por el que fue su responsable de cumplimiento normativo al tiempo de los hechos

Fuente:

[1] «La Audiencia Nacional investigará a CaixaBank por un posible delito de blanqueo de capitales». Comunicación del Consejo General del Poder Judicial.

Un comentario en «La imputación de Caixabank por blanqueo de capitales»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.